4

Aplicando coaching con la Teoría X e Y de McGregor

Share on Facebook18Share on LinkedIn11Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePrint this page

McGregorEn un post anterior que titulé Generación Y: Manejo de las lecciones aprendidas dejé implícito que la Generación Y agrupaba aquel grupo de personas que nos movemos por la Teoría Y. A lo mejor fue un poco precipitado escribirlo sin antes haber explicado la Teoría X e Y de McGregor.

Douglas McGregor nació en 1906 y falleció en 1964, fue profesor del MIT (Massachussets Institute of Technology) durante sus últimos 10 años de vida.

McGregor fue creador de la Teoría X e Y que dice que existen dos formas excluyentes de percibir el comportamiento humano, las cuales dan lugar a teorías contrapuestas de gestión de personas.

Para McGregor las organizaciones funcionan sobre la base de los supuestos que tienen los gerentes respecto del comportamiento humano de su personal. Teniendo en cuenta esos supuestos sobre comportamiento humano cada gerente elige una forma de relacionarse con sus subordinados, de dirigirlos, de esperar resultados, y a su vez ese estilo tiene también que ver como el propio gerente es.

Vamos al grano… La teoría X dice que las personas solo actúan frente amenazas. La teoría Y se basa en el principio de que la gente quiere y necesita trabajar.

Los gerentes que aceptan la teoría X creen que las personas necesitan ser vigiladas cada minuto. Ellos creen que sus empleados son incapaces, irresponsables y que evitan el trabajo siempre que sea posible.

Mientras que los gerentes que aceptan la teoría Y creen que las personas están dispuestas a trabajar sin supervisión y que logran alcanzarlo. Ellos creen que sus empleados pueden dirigir sus propios esfuerzos.

 

Como en la vida misma…

Quien no ha tenido un compañero de trabajo que busca trabajar lo menos posible, no tiene ambición, esquiva las responsabilidades, se resiste a los cambio y no hace nada (a menos que se vea obligado a hacerlo). Ese comportamiento justificaría el modelo de gestión basado en la teoría X.

Por el contrario, si has conocido a un compañero que considera el trabajo como algo natural, desea cumplir con los objetivos que se le confían, quiere asumir responsabilidades, lograr objetivos para la organización para la que trabaja y busca el reconocimiento por su esfuerzo y trabajo, entonces estaríamos frente al modelo de gestión basado en la teoría Y.

 

Pero… ¿una persona siempre es X ó Y?

La respuesta es no. Una persona puede cambiar de X a Y o viceversa. Depende de la motivación.

Piense en una persona joven que empieza su carrera profesional, con toda la energía y con ganas de comerse el mundo; ahí veo claramente la teoría Y. El primer día de trabajo, y más en las circunstancias actuales, supone para muchos jóvenes uno de los grandes momentos de su vida. Pero luego de un puñado de desengaños profesionales, frustaciones profesionales estas personas se desmotivan o son engullidas por la masa común; entonces se ven como los líderes de determinadas organizaciones utilizan métodos de dirección de personas basados en la teoría X.

Yo me identifico completamente con la teoría Y. De hecho, el coaching solo puede ser entendido desde este punto de vista…

 

X, Y y coaching

El coaching consiste en una relación profesional continuada, que ayuda a obtener resultados extraordinarios mediante un proceso por el que el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida. Puedes ver muchos de mis posts respecto a este tema. Para ello, se hace evidente la necesidad de tratar a las personas con respetocrear espacios para el desarrollo y dar libertad, ya que todos estos son requisitos indispensables para  que las personas actúen con responsabilidad y consigan esos resultados extraordinarios. Con amenazas también se consiguen resultados pero son mediocres y poco duraderos. Además, creo que las personas no reaccionan positivamente frente a un modelo de dirección de personas basado en la teoría X.

 

…¿Y tú eres X ó Y?

 

  • Jaime Torrero

    Excelente información. Creo que con el tiempo todos nos vamos cayendo al modelo X. Es una buena oportunidad para retornar a la Y.

    • Hola Jaime:

      En efecto en nuestra vida laboral “cedemos” al modelo impuesto por la rutina pero siempre ocurre “un algo” que nos despierta y hace volver a nuestro cauce natural.

      Muchas gracias por visitar el blog y compartir tu opinión con nosotros.

      Que tengas una buena semana.

      Un saludo.
      Luis

  • joanna

    Luis!, interesante articulo!!,generalmente estamos rodeados de muchos X’s y pocas Y’s, por lo menos ese es mi caso, asi que la lucha es constante para no dejarnos llevar por la mediocridad y tratar de seguir brillando.
    Esta ha sido una muy buena pastilla para empezar el dia, saludos desde el metropolitano de Lima

    • Gracias Joanna!

      Lo importante es poder identificarlo pero sin poner prejuicios por delante de nuestros ojos porque hay que tener en cuenta que en nuestra vida somos muchas veces X y muchas veces Y. Ya dice el dicho que con la vara que medimos seremos medidos.

      Gracias por compartir tu opinión y muchas gracias por visitar mi blog.

      Un saludo
      Luis