Lo importante que son las personas: La historia del hombre que salvó el mundo

Share on Facebook0Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+2Email this to someonePrint this page

La importancia de las personasUna aspecto importante que no puede descuidar un jefe de proyecto son las personas con la que trabaja. Al fin y al cambo los proyectos llegan a buen puerto gracias a esas personas, tu equipo.

En mi blog he escrito mucho sobre este tema y le doy mucha importancia. Mi experiencia me ha ido enseñando que más que los conocimientos, técnicas y metodologías que puedas aprender si te olvidas de gestionar a tu equipo estás perdido. Tener o preparar en el equipo a la persona adecuada no tiene precio.

A continuación les cuento un caso real acerca de como un hombre evitó la 3era Guerra Mundial en 1983. Este año 2013, a modo de reconocimiento, han producido una película (el trailer lo coloco al final) que cuenta la historia de este hombre porque su decisión nos afectó a todos nosotros.

 

Máxima tensión

El 31 de agosto de 1983, un avión civil koreano que se había perdido dentro del espacio aéreo soviético es derribado por cazas de la URSS muriendo 269 personas, entre ellos varios ciudadanos estadounidenses y por ello la URSS estaba a la espera de una represalia por parte de EEUU.

 

La crisis del misil y la decisión.

Tres semanas después el sistema de alerta soviético de misiles detectó la aproximación de un Misil Balístico Intercontinental y el oficial al mando, Stanislav Petrov, sopesando por un lado la amenaza real y por otro las peculiaridades del sistema, interpretó que era un fallo e ignoró la alerta.

Más tarde, los ordenadores detectaron otros 4 misiles, es decir según los sistemas un total de 5 misiles balísticos intercontinentales se estaban acercando cada vez más a territorio soviético.

Esto parecía el inicio de la tan temida 3ª Guerra Mundial.

Petrov, pese a la detección de los 5 misiles y dando más peso a las peculiaridades del sistema de satélites, interpretó los datos y aplicando un sentido común temerario e ignoró las 5 notificaciones con una frase que ha pasado a la historia:

“Nadie empieza una guerra nuclear con tan sólo cinco misiles.”

 

 

Sopesando la decisión 

Petrov acertó en que las detecciones eran un error ya que debido a una rara conjunción de la Tierra, el Sol y la posición específica del satélite, se produjeron en los satélites señales térmicas identificadas como muestras de misiles, cuando no lo eran.

Si Petrov hubiera dado la alarma al alto mando, la URSS hubiera lanzado sus arsenales de misiles nucleares en respuesta, debido a la escalada de tensión que había en esos momentos.

El propio Petrov comentó años más tarde en un documental sobre la Guerra Fría:

 

Todo lo que pasó no me concernía – era mi trabajo. Estaba simplemente haciendo mi trabajo y fui la persona correcta en el momento correcto, eso es todo. Mi última esposa estuvo diez años sin saber nada del asunto. ‘¿Pero qué hiciste?’, me preguntó. ‘No hice nada’

Trailer:

 

 

Fuente principal: Laboratorio TI

Fuentes secundarias: Youtube y Wikipedia